martes, 5 de noviembre de 2013

El plan es:

SATANÁS EXISTE
Tiene un plan para ti. No lo permitas.
El plan es:

Que seas soberbio(a) y necio(a) y no creas ni obedezcas las enseñanzas de la iglesia católica, porque el día que te decidas hacerlo tu vida va a cambiar, vas a ser feliz y estarás en camino de tu salvación.

Que no vayas a misa todos los domingos y así vivas en pecado mortal y así te pierdas la VIDA ETERNA (Juan 6,54).

Distraerte con modas inútiles, música, lecturas y videos malos y alejarte de Dios. Haciéndote creer que orar es inútil, porque el demonio sabe muy bien que las personas que oran se salvan (San María de Ligorio).

Que no creas en su existencia y así seguir manipulándote y engañándote como lo ha estado haciendo hasta el día de hoy.

Que no evangelices (Anunciar el reino de Dios), porque sabe que un alma evangelizada se salva.

Hacerte creer que la masturbación, pornografía, el aborto, drogas, alcoholismo, sexo entre homosexuales y lesbianas es normal y es opcional y así que le sigas sirviendo como su buen(a) hijo(a) (Gálatas 5,19-21)

Hacerte creer que mentir es normal y no hace daño y así sigas siendo su esclavo(a).

Quiere que vivas desanimado(a) sin esperanza, sin sentido en tu vida y hacerte creer que tu vida no puede cambiar.

Hacerte creer: “SOY SOLTERO(A) Y HAGO LO QUE QUIERO” (mentira tu cuerpo y tu vida le pertenecen a Dios)”.
NOTA: Es verdad, Dios es inmensamente misericordioso, pero también es inmensamente justo juez.
No juegues con lo más importante en tu vida, tu salvación. ¡El que tenga oídos que oiga!

Dile al Señor: "Señor no permitas que me pierda en las mentiras de este mundo". San Agustín decía: “Quien se aleja de Dios, TODO se aleja de él”.

La vida es mucho más de lo que ves en la Tv o internet. Desperdiciamos muchos años de nuestras vidas, pero sabes, tuvimos, TUVISTE un encuentro PERSONAL con nuestro Señor Jesucristo. Él cambió, sanó, liberó y restauró TU vida, le dio verdadero sentido. Ya no necesitas aparentar lo que no eres, porque has comprendido que Dios TE ama y ERES su hijo amado y bendito. HOY vuelve a Dios, pídele perdón por tus pecados en la confesión con un sacerdote católico, aliméntate de su palabra, aliméntate de Él mismo en la EUCARISTÍA. ÁNIMO!!.

TODO mi cariño y bendiciones 
Me gusta ·  ·  · Hace 7 horas · 
Publicar un comentario