viernes, 25 de diciembre de 2015

REFLEXIÓN ACERCA DE LA NAVIDAD



La palabra navidad proviene del término natividad, que viene del latín “Nativitatem”, que significa nacimiento. El mundo religioso y secular la aplica al nacimiento del Señor Jesucristo, el hijo de Dios.

Según Mt. 26:26-29, Mc. 14:22-25 y Lc. 22:14-20; el Señor Jesús ordenó a sus discípulos celebrar su muerte con la comunión, santa cena o cena del Señor.

Esta enseñanza fue desarrollada por el apóstol Pablo en 1Co. 11:17-34, a fin de orientar y disciplinar a la iglesia de Corinto que ameritaba orden y fundamento espiritual.

Lo que estableció el Señor en la cena de la institución del nuevo pacto es para que cada generación de creyentes celebre su muerte por nuestros pecados.

Pero en lo que respecta a la celebración de su nacimiento Jesús no dijo que debía ser celebrado, no hay un solo pasaje en el Nuevo Testamento que apoye tal celebración, de lo que se desprende que la iglesia del primer siglo no celebró el nacimiento del Señor Jesús. Además, por la evidencia externa en el siglo segundo y tercero, tampoco se celebró la navidad.

CUANDO COMIENZA A CELEBRARSE LA NAVIDAD

Al emperador Constantino hacerse cristiano en el año 313 después de un contundente triunfo militar, empezó a cristianizar muchas festividades paganas. tal como la saturnalias que era celebrada por los romanos paganos entre el 17 y 24 de diciembre, y el 25 se celebra el nacimiento del dios Sol. Como unos creían que Jesús había nacido el 6 de enero, otros que había sido el 19 ó 20 de abril y otros suponían que había nacido el 20 de mayo.

Fue el papa Julio I en el siglo IV que escogió el 25 de diciembre como fecha del nacimiento del Señor, porque en ese día se celebraba en la Roma pagana la antigua fiesta del solsticio de invierno, el (Natalis Solis Invicti), que según la historia de Mosheims, procede de la tradición babilónica que honrraba a Mitra, Baco, Adonis, Horus, Osiris, Júpiter, Hércules y Tammuz hijo de Ninrod. De ahí surgió la idea de unir esos nacimientos con el de Jesús para opacar las fiestas paganas.

Realmente la alta erudición ha demostrado que Jesús de Nazaret, nació en el otoño del 748 ó 749 de la fundación de Roma, que equivale al año 4 ó 5 antes del año que dice la tradición que nació.

Esta precisión en los años se fundamenta tanto en la evidencia interna que tiene como base los pasajes del nacimiento del Señor en San Mateo capítulo 1-2 y San Lucas 1:26-2:38.  

También el año y la estación es avalado por la evidencia externa (Investigación histórica, arqueológica y cultural).

Del día no hay veracidad alguna, el 25 de diciembre como hemos explicado es un día tan solo propuesto para tal acontecimiento.

En cuanto al mes, según la alta erudición el mas probable es octubre.

 Lo importante es que Jesús nació en Belén para traernos el amor de Dios.

Tabernáculo.
Publicar un comentario