lunes, 23 de mayo de 2016

El rosario salva a Viena de ser destruida


22 mayo – Santa Trinidad
– Italia, Brescia: Nuestra Señora de las Gracias (1526)
– Memoria del II Concilio Ecuménico de Constantinopla (381)

Una iniciativa de la Asociación María de Nazaret



En 1949, el Papa Pio XII declaró: “Si Viena, Austria, cae (en manos de los comunistas), Europa también caerá. Si Viena resiste, Europa resistirá”. En otoño de 1954 el Padre Petrus Vavlochek organiza una gran procesión mariana al centro de Viena con el Canciller Federal Figl a la cabeza, llevando en la mano un Rosario y una vela.

En abril de 1955, más de 700,000 austriacos, es decir 10% de la población, se comprometieron a rezar el Rosario todos los días, como Nuestra Señora de Fátima lo había pedido.

El 13 de mayo de 1955, en el aniversario de la primera aparición de Nuestra Señora de Fátima (13 mayo 1917), Rusia soviética acepta la independencia de Austria. Siete meses después, en octubre, mes del Rosario, ¡retira todas sus tropas del país!

El Padre Vavlochek da todo el crédito de la libertad austriaca a Nuestra Señora de Fátima y al rezo del Rosario.

Thierry Fourchaud 
En Les Miracles du Rosaire, Editions La Bonne Nouvelle, p. 39



Publicar un comentario