jueves, 18 de agosto de 2016

VOLVIENDO AL PADRE EN VICTORIA

uno muchas veces se siente en la angustia en el grito en la ausencia en la violencia en el desanimo en la tristeza en el no poder callarlo mas en el momento de que-querer callarlo y no poder apagarlo porque el sonido es demasiado fuerte y te aplasta y te presiona demasiado,  lo llaman depresión lo llaman de mil maneras y es  un estallido que muchas veces cuando empieza no quiere apagarse extinguirse apartarse calmarse detenerse es algo que va a mil y cada vez mas fuerte aveces una salida es el sentirse que al tirarse a un vació a un abismo acabara y uno siente liberación siente gozo siente paz pero es engañoso porque es muerte condena eterna y ya allí no hay retroceso no hay vuelta atrás 

donde ir donde parar para no escuchar para ser libre para curarse para poder amar y sonreír de nuevo en libertad donde hallar descanso donde las respuestas sin necesidad de preguntas solo una mirada solo una medicina un abraso una saluda definitiva para no volver a tener que escapar que tener que gritar que tener que sentir el deseo de morir de pecar de romperse de drogarse de acabarse de mutilarse de masturbarse de sodomizarse de alcoholizarse a donde correr 

el mundo se vuelve locura se vuelve un lugar inaguantable un hogar que no alcanza para poder descasar para poder dormir porque nada satisface porque nada sacia porque todo angustia porque todo deprime porque todo mata 

pero Gracias que tenemos un lugar llamado el Santísimo un refugio seguro para todos donde todo se cura donde todo se atiende donde tenemos un doctor las 48 horas sin descanso sin citas siempre dispuesto a curar todo y a todos siempre a tiempo y a destiempo sin principio ni final

vallamos al Santísimo allí encontraremos a nuestro Rey esperándonos para darnos la Paz el Gozo la Salvación la Cura el Amor que nos dará las vitaminas y Minerales y todo lo necesario en todos los niveles para hacernos nuevos seres para darle nuevos cauces y motivos a la vida que en El es Abundante y nos hace ser parte de su infinita y Gran familia llena de Ángeles y Santos que están siempre por nosotros y para nosotros intercediendo en batallas interminables Amen.
Publicar un comentario