jueves, 1 de marzo de 2012

Transar o “andar”, es malo?


Transar o “andar”, es malo?

01/03/2012
 a-  A+ 
Descubre si tienes o no que transar o “andar” con alguien.
Hoy en día no existe más aquella historia dónde los padres escogían los maridos para sus hijas; también ya hace tiempo desde que un joven tenía que pedir la mano de la chica a su padre, en nuestro tiempo casi nadie vive un proceso de conocimiento y de aproximación para ponerse de novio(a) con alguien; ahora es más fácil, no se necesita nada de eso! Basta que comiences a transar, a “andar” con alguien; si se gustan mutuamente…. Buenísimo! Se ponen de novios, y si no, cada uno va por su lado y todo bien.Sexualidad
El transar o “andar” como todo el mundo sabe, y si no sabes te voy a explicar, posee cinco características:
1.Relación sin compromisos (la fidelidad no es un elemento esencial)
2.Relación que no necesita de pre-conocimiento (del otro);
3.Relación de tiempo indeterminado (un minuto, una hora, una noche, varias…etc.)
4.Relación que puede darse a partir de una simple atracción física.
5.Relación que comienza con un beso y que puede llegar hasta las relaciones sexuales.
Pero transar o “andar” es malo? Vamos a intentar descubrirlo…
Nuestra sociedad vive un tiempo al que llamo: “trastorno de estrés pos-traumático”, el tipo de cosa que sucede después de una situación muy difícil como un trauma, un accidente, etc… Después de eso la persona comienza a evitar todo lo que se relaciona con el trauma vivido; por ejemplo: una persona tienen miedo a los lugares cerrados, porque un día quedo encerrada en un ascensor; evitan entrar en un auto porque un día casi muere en un accidente… en fin.
El trauma afectivo de nuestra sociedad fue causado exactamente cuando vivíamos “aquel tiempo” en que ninguno podía nada y las personas era obligadas a estar con quien no querían, vivíamos un tiempo de cierta represión afectiva, pero lo que vivimos ahora es totalmente lo contrario, fuimos para el otro extremo: salimos del “nada podemos” hacia el “todo se puede”, salimos de la “represión” para ir hacia la “perversión”.
Entonces aprendí que los trastornos necesitan ser curados y que todo desequilibrio es vicio corrosivo que destruye y puede matar. Uno de los iconos de ese trastorno es lo que conocemos como Revolución Sexual, evento que según el filósofo Luis Felipe Ponde: “fue uno de los mayores engaños de la historia reciente”; y el trance es legítimo en esa Revolución.
Pero transar es malo? Tú qué crees? Será que una relación en el que el factor de la fidelidad no es importante es correcto? Cómo se puede exigir fidelidad de alguien que fue siendo educado para ser infiel en la Facultad de Enseñanza Superior del trance Federal?
Será que conocer a la persona con la que me voy a vincular es necesario? Pero qué es conocer a alguien? Conocer es simplemente saber el nombre (cosas que muchos de los que solo transan ni siquiera saben o se olvidan con la misma facilidad con que encuentran otra (o)? Será que una persona que transa o “anda” con alguien simplemente porque encontró (o tiene) un cuerpito y/o un rostro bonito, espera de verdad un día ser amada(o) y valorizada(o), por su interior y no por aquello que está afuera? No hiere ser tratada(o) o tratar a los otros así? Y encima tener que escuchar (o decir): “estoy por estar”? Será que eso te satisface verdaderamente?
Será que puede ser bueno algo que comience con un “beso descomprometido” (cosa que ni siquiera las prostitutas hacen, porque hasta el sexo puede ser comprado, pero un beso nunca! Un beso exige sentimientos de mayor nobleza…) y que puede terminar con relaciones sexuales irresponsables, concibiéndolas de cualquier forma sin medir las consecuencias (embarazos, enfermedades, youtube, etc…), casi siempre haciéndolo a escondida de las personas que tu mas amas, porque ellas no estarían muy felices sabiendo eso?
Y entonces? Transar o “andar” es malo? Alguno podría decir: “Ah, pero yo solo estoy con alguien que me gusta…” Y será que es bueno que tú misma(o) aceptes que alguien este contigo solamente “por pena o lástima” aprovechándose de tus carencias? Y si se “gustan” porque no comienzan un noviazgo? Y si no se gustan… será que no te dolerá cuando lo(a) veas con otra persona? Al final ninguno puede exigir exclusividad, verdad?
Otros dirían; “Como voy a saber si ella (el) es la persona adecuada si primeramente no transo o “ando” con ella? Primero que las personas no son autos para que hagas el test-drive (yo pruebo y si me gusta… lo llevo!), segundo que para descubrir a la persona adecuada o saber si vas a gustar de esa persona o viceversa, eso con seguridad no lo vas a descubrir por un beso (o por las otras cosas…)
SexualidadHay mucha gente por ahí que puede besar muy bien, pero es un “caballo” a la hora de conversar, hay mucha gente por ahí que puede hacer “las otras cosas” contigo de una forma muy placentera, pero no vas a ser para el (ella) más que alguien con quien transar… alguien que puede hacerte muy feliz en la cama, pero por otro lado te hace vivir las experiencias más amargas de tu vida fuera de ella.
Si quieres conocer a la persona adecuada y descubrir si vas a gustar de ella y si ella va a gustar de ti, usa tu boca para otro cosa… hay un pasaje en la Biblia, que te va a ayudar: “las palabras del justo producen agrado, los discursos del malvado, perversidad” (Proverbio 10,32) Mira que cosa maravillosa! El manual de la vida (la Biblia) está diciendo que la primera forma para conocer a alguien de verdad es escuchándola.
Puedes tener la seguridad que si no te agrada el interior de la otra persona… su exterior tampoco te va a satisfacer… y si el (ella) no se interesa por las melodías de tu corazón “cae fuera! Es fría!” Porque la sordera afectiva es el primer síntoma una dolencia llamada desamor. Si quieres que las cosas terminen de una forma correcta, entonces comiénzalas de una forma correcta… y si después de todo este artículo todavía existe alguien que se está preguntando: Transar o “andar”, es malo? Te voy a responder con todas las letras (y sin interrogación): ¡Transar o “estar” con alguien, es malo!
¡Dios te bendiga!
Padre Sóstenes Vieira.
Comunidad Canción Nueva
Publicar un comentario